Una Diva ¡¿Embarazada?! (+18)

Autor: amelia29
Género: Romance
Fecha Creación: 13/07/2010
Fecha Actualización: 29/06/2011
Finalizado: SI
Votos: 99
Comentarios: 330
Visitas: 384446
Capítulos: 36

(TERMINADA)

Yo era todo lo que una chica queria ser!!!! una Diva..yo y mis mejores amigas somos las mas envidiada del Intituto... Claro que no todo era perfecto pero si casi.... mi mejor amigo era el mas popular del colegio y el mas codiciado y tenia su propio grupo los Leones pero saben que es lo mejor ESTABA ENAMORADA DE EL!!!!

Isabella Swan es una chica de 16 años mimada y consentida por su padres quienes le dan todo ella por otro lado es inteliegente, divertida, dulce y cariñosa con quienes lo son con ella y sus mejores amigas... juntos con los leones, las Divas del intintuto hacen miles de travesuras y locuras ... Con unos padres nada conveccionales  quienes parecen igual de adolescente que ellos surge la mas maravillosa historia de amor ... donde habra locura, diversion , pasion...y miles de sorpresas que ella no se esperaba y que cambiaria su vida...

ADVERTENCIA:

1-Esta historia contiene lemmons para quienes no pueden soportarlo por favor no leer

2- Las familias de los chicos es un tanto loca y sus padres toman todo muy naturalmente.

Es una historia llena de diverision con una bella totalemente decidida y loca

Chicos !!!! es mi segunda historia disfrutenla!!!

CHICAS SI TIENEN PROBLEMA CON LA HISTORIA PUDEN BUSCARLA EN FANFICTION. NET

CHICAS CREO QUE YA SOLUCIONE LOS PROBLEMAS QUE TENIA CON LA HISTORIA ESPERO QUE LA PUEDAN LEERR!!!1

+ Añadir a Favoritos
Leer Comentarios
 


Capítulo 10: Por Siempre Tuya!!!!....

Bueno chicas aqui esta un tercer capi y no se quejen ya que he subido 3 en un dia asi que solo comenten y boten para ver si le gusto o no este capi lo subi por peticion de mari584 este capi es dedicado a ti y disfrutalo y espero que en la semana saques tiempo y lean el capitulo que subire en el transcurso de ella besosss chicasssss ..... este capii... mmm...CALIENTE ... es la unica palabra Sealed

Despues de no se cuanta horas en mi cama llorando de rabia senti  me senti cansada asi que me levantaría de aquí y no le daría importancia a esos idiotas en eso senti que alguien entraba a la habitación.

-Bella- dijo edward en susurro me levante y se me que las lagrimas edward estaba en el marco de la puerta parecía arrepentido pero yo estaba enojada y dolida con él.

-Ahora no edward- le dije me dirigí a buscar la pijama necesitaba una ducha

-Lo siento- dijo el avergonzado.

-Ya lo hecho… hecho esta- entre al baño para enjuagar mi cara  cuando Sali edward estaba en pijama sentado un sillón mirando por el ventanal.

Me meti a la cama en verdad estaba cansada no tenía ganas de pelear  senti como alguien se metía a la cama conmigo y me besaba la mejilla edward me abrazo y me susurro un ‘perdóname’ pero ya estaba dormida. No sé cuanto paso yo solo sé que no habia amanecido mire el reloj eran las 3:00 de la mañana y no tenia sueño.

-Pasa algo bella- pregunto edward quien me tenía abrazada no sabía que el estaba despierto

-No solo que me desperté  tengo frio– dije me di la vuelta para encararlo es que él era perfecto lo amaba.

- vuelve a  dormí si yo te calentare- me susurro mirándome fijamente sin previo aviso me atrajo a su cuerpo y eso me lleno de un calor diferente.

-no sé si pueda dormir- dije nerviosa mi respiración era errática. Esto no estaba bien. Y no es que no quisiera quedarme así, sino que Edward estaba causando estragos en mi cuerpo.

-Bella – dijo él con vos ronca. No se contuvo mas y me beso con pasión yo lo bese de la misma manera y me pegue más a su cuerpo y lo pude sentir  edward estaba excitado.

-Edward- dije con las voz entrecortada- esto está mal – dije separándome- somos amigos los mejores amigos.- dije  aunque eso a mí no me importa

-No puedo evitarlo bella te deseo – dijo mirándome y vi la sinceridad en sus ojos

-No se edward y si no funciona – le pregunte nerviosa en realidad queria que él fuera el primero en mi vida

-bella al diablo la amistad no podemos ocultar lo que sentimos- dijo él era verdad no podia  aunque tenía miedo me iba a lazar no perdía nada si todo se lo he dado bueno casi todo.  Y me beso

Dude solo un segundo. Pero cedí, sin fuerzas para seguir negando lo que deseaba y gemí desesperada en su boca, mientras mis manos se enredaban en su pelo. Tanto tiempo deseando este preciso momento. No lo podía creer. No me importo nada. Ni Tanya, ni la familia, ni lo que sucedería al día siguiente ni nada. Solo el aquí y el ahora. Y no pensaba desperdiciarlo o no claro que hoy seria de Edward Cullen para siempre si saber las consecuencias.

Las manos de Edward bajaron temblorosas por los costados de mi cuerpo, mientras su lengua se perdía en mi boca. Le devolví el beso con desesperación. La erección de Edward Se apretaba contra mi vientre, y el deseo se volvía casi una necesidad. Me sentía mareada de tanto gozo si iba a perder la virginidad que fuera con mi mejor amigo.

Edward alcanzo en borde de mi camiseta y la levanto hasta apoderarse de mis senos, apretando. La sensación hizo que gimiera, pero Edward ahogo mi gemido con otro beso, tan urgente que casi dolía.

- Bella… Bella…. – lo oí murmurar, haciendo que seme erizaran todos los vellos del cuerpo. Y entonces recordé que estábamos en mi casa y con los chicos aquí

-Shh no escucharan los chico- dije entrecortadamente mientras mis manos bajaban a su entrepierna. Jadee al sentirlo entre mi mano dura y caliente como jamás lo imaginé. Edward era grande lo habia visto en bóxer pero no era lo mismo que sentirlo wow era muy bien dotado

No sé cuánto tiempo paso solo sé que estaba completamente  desnuda. Con Edward encima de mí sin ropa y en mi habitación a punto de perder la virginidad con él, me volvió a besar, mientras sus manos seguían acariciando mi cuerpo. El frio ya no era tal en la habitación. Ambos estábamos cubiertos de una fina capa de sudor, bajo las sabanas, tratando de tocarnos desesperadamente a la vez que intentábamos no hacer ruido. Porque los chicos no podían oír aunque con lo borrachas que estabas ellas no lo creo.

Su boca bajo por mi cuello hasta llegar a mi pecho y capturar uno de ms pezones. Con la otra mano se apodero del otro seno, acariciando. Mis manos bajaron de su cabello a su espalda y delinee el contorno de sus músculos. Me mordí el labio para no gemir alto.

-Edward – dije yo en susurro

Edward siguió bajando por mi cuerpo, y beso mi vientre, ardiendo a causa de las sensaciones, a la vez que sus manos apretaban mis caderas. Temblé ante la expectativa.

Sentí sus labios trazando figuras en el hueso de mi cadera y me estremecí completa. Su lengua suave descendió por mi muslo izquierdo, dejando un camino húmedo. Luego, su mano se deslizo entre mis piernas, incitándome a abrirlas. Gemí ante ese gesto y obedecí con cierta timidez, era la primera vez que estaba tan expuesta para alguien. De todas formas, a estas alturas la timidez estaba demás.

Lo oí jadear debajo de las sábanas cuando sus dedos largos y finos entraron en contacto con mi humedad. Deslizo sus dedos a lo largo de la hendidura, haciéndome enloquecer. Se detuvo en el punto más sensible, el pequeño botón de placer. Jugueteo con sus dedos, acariciando y apretando levemente. Yo apenas podía evitar gemir y si seguía así, toda la casa se enteraría de lo que estábamos haciendo.

-Oh edward mas- decia yo gimiendo de placer

-Asi es princesa Déjate llevar- dijo él con la voz ronca si previo aviso senti algo húmedo en mi centro sus dedos fueron remplazados por su lengua y Dios mio como la sabia utilizar sentir su boca devorar mi sexo era la gloria.

Se me escapo un ronco gemido, lo suficientemente alto como para que todos nos escucharan. No me importo y al parecer a Edward tampoco, pues siguió deslizando su lengua con una lentitud exasperante. Un estremecimiento me recorrió por completo. Sentí uno de sus dedos deslizándose hacia mi interior senti el mejor de los placeres no era nada comparado con lo que Mike me hacia esto si era placer no dolor. En mi vientre comenzó a formar un nudo sabía que estaba cerca lo podia sentir

Siguió bombeando con lentitud, mientras sus labios insistían en mi clítoris, acariciando, succionando y mordiendo con suavidad. Quería gritar con el alma y sentí una sensación extraña que se venía anunciado. Un calor que se instalo entre mis piernas y me hizo temblar cada vez más fuerte. El orgasmo me golpeo, recorriendo mi cuerpo con oleadas de infinito placer, concentrándose en las lascivas caricias de la boca de Edward, que ahora besaba mi sexo con desenfreno, deleitándose en a humedad que ahora abundaba entre mis piernas.

Se tomo su tiempo, saboreando toda porción de piel existente, antes de dejar su lugar y subir buscando mis labios

-Sabes exquisita – murmuro en mis labios- exquisita.

El seguía besándome y senti que temblaba tanto como yo bien sabía que era mi primera vez y no queria que fuera una mala experiencia y sobre todo con lo que acababa de vivir

-Te deseo- me dijo en susurro- dejame hacerte el amor, dejame hacerte olvidar todo lo que paso,- dijo acariciando mi labios con sus labios- quiero que seas mia no permitiré que nadie te haga daño, quiero que sean mi mujer- dijo y eso me lleno de mucha emoción.

-hazme tu mujer edward siempre lo seré- le dije mirándolo como amor

-Ere tan hermosa- me susurro volvió a besarme con devoción lo senti abrir mis piernas y en ese momento  senti su miembro en mi entrada pero yo estaba nerviosa y él lo noto.

-No tengas miedo no te hare daño- dijo y comenzó a introducirse en mi pero se paro tal vez se habia arrepentido

-Que pasa – pregunte confundida

-Estás segura- dijo el sudando

-Quiero que tú seas mi primeria vez- dije decidida.

-Quieres ser mi mujer – dijo el posesivamente.- no dejare que nadie más te toque- dijo el mirándome con sus ojos lujuriosos.

-Eso lo sé nene solo ten cuidado si?- dije sonriendo se que de ahora y en adelante pertenecía a edward cullen

-Lo hare cielo- dijo y comenzó a introducirse en mi  senti como su miembro entraba en mi estrecha cavidad era el más grato placer que podia sentir por fin iba hacer su mujer.

 Edward gruño, despacio y sentí su punta caliente justo en mí entrada, humedeciéndose en mí. Comenzó a hacer presión y lentamente sentí como se deslizaba centímetro a centímetro dentro de mí. Espere paciente el dolor, pero sentí solo una molestia leve y luego la sensación de algo roto. Edward gimió y yo retuve la respiración. Siguió entrando y comencé a sentir como me iba llenando. Dios, era enorme muy grande cuanto centímetro?... bueno ahí les va 26 o más o menos y era todo para mi . De pronto, un último empujón y sentí la piel del vientre de Edward pegada a mi sexo. Estaba completamente unido a mí. Ambos gemimos a la vez por la sensación. Por fin Edward me estaba tomando.

-te hice algo- dijo el gimiendo esperando que yo me acostumbrara a la invasión yo negue con la cabeza

El se quedo muy quiero, esperándome. Podía sentir el vigor de su miembro, palpitando en mi interior. Me removí un poco, indicándole que siguiera, sin palabras… El salió lentamente de mí y volvió a entrar con igual lentitud. Esto era el cielo. Edward en mí, tan grande, tan duro, tan caliente… Mi cuerpo tembló, pidiendo más. Pero Edward se controlaba, evitando dañarme. Lo sentía temblar sobre mí, mientras lo único que me tocaba de él era su sexo, enterrado en mis entrañas. El jadeaba, y seguía con su dulce tormento de entrar y salir con exasperante lentitud. Me estaba volviendo loca con su vaivén. No lo podía soportar más. Cada terminación nerviosa de mi cuerpo lanzaba chispas y el roce me volvía loca. Esto era muchísimo mejor de lo que me hubiese imaginado. Quería más de Edward.

-Que quieres mi cielo- dijo el jadeando yo estaba desesperada queria que me tomara salvajemente

-Quiero más…-gemi mientras él me embestía…- más duro… mas rapido… fuerte – le dije desesperada lo vi mirarme con una furia de deseo y lujuria y sonrió picaramente

-No sabes lo que me acabas de pedir- salió de mi casi completo y entro de golpe y entonces senti que me moría ese fue el más grande de los placeres Gemí con fuerza y el siguió con su ritmo nuevo, frenético, mientras su boca ahogaba mis gritos de placer. Esto era lo que yo quería. Que Edward me tomara como un loco frenético que fuera salvaje y que se escuchara la cabecera de mi capa chocar con la pared  era mucho el ruido que hacíamos pero ya nada importaba lo unico que sabía era el placer que estaba sintiendo

Levanto mis piernas sobre sus hombros para cambiar el ángulo de penetración y comenzó a embestirme con rapidez. Sus labios dejaron mi boca, para morder mi cuello y ambos jadeamos con desesperación por la exquisita sensación.

-Oh edward dame mas… oh asi…- dije como loca el placer me estaba consumiendo

- No sabes cuantas veces soñé con esto- dijo el gimiendo y siguió penetrándome

Enterré mis uñas en su espalda, este respondió mordiendo uno de mis senos. Comencé a sentir de nuevo ese calor en mi vientre, concentrándose, anunciando el clímax de un momento a otro.

Mi cuerpo comenzó a temblar descontrolado, mientras Edward gruñía y aumentaba el frenesí sexual, entrando y saliendo de mí con una velocidad asombrosa.

- Edward voy a … voy a… - gemí angustiosamente no pude terminar la frase.

-Vente conmigo bebe…- siguió embistiéndome senti mis paredes contraerse- si asi cariño córrete conmigo- gimio entonces gemí desesperada y el orgasmo me golpeo con fuerza demoledora. Sentí mi cuerpo vibrar y mi sexo se contrajo, estrujando a la vez el sexo de Edward, quien abrió la boca en un grito sin sonido.

Dio dos estocadas más y jadeo con desesperación, vencido, mientras lo golpeaba un orgasmo tan arrollador como el mío. Sus manos estaban crispadas sobre mí y yo me aferraba con demasiada fuerza a su cabello.

Mientras su miembro descargaba en mí, me beso con pasión, y yo sentí que mi propio orgasmo era extendido sublimemente, entre las suaves estocadas finales de Edward y su beso profundo. Tenía que estar muerta. Esto solo podía ser el cielo. Y lo mejor de todo es que no sabíamos que despues de este dia nuestras vidas cambiaria para siempre

Se quedo unos segundo encima para recuperar la respiración despues recostó de su lado y me atrajo a él estaba cansada este ha sido el mejor dia de mi vida y no me importa si mañana volvemos ser amigos siempre el seria mi hombre y yo por siempre su mujer.

-Duerme mi bella- dijo dándome un beso en la frente

-gracias por el mejor dia de mi vida- dije casi dormida y agotada por la acción

-gracias a ti por dejar ser primero en tu vida- dijo el abrazándome más fuerte pero yo no tenía fuerzas para seguir hablando hablaríamos mañana de eso pero tenía mucho sueño.

Habia pasado ya una semana desde mi encuentro con edward pues todo iba normal a decir verdad actuábamos normal claro esta decidimos mantener en secreto esto por un tiempo mientras tanto nos enfocábamos en los pocos exámenes que cogimos pues la mayoría de los profesores nos exoneraron es decir estábamos de vacaciones

Bueno nuestros padres ellos llegarías hoy pues ya era sábado y no cabían de la alegría cuando les dijimos que no tuvimos que tomar algunos exámenes.

-Hola- grito mama desde la puerta quien traía un montón de maletas en la manos , papa con otras y otra persona con mas es que mama se trajo  a medio parís- ¿Dónde están mis bebe?- dijo ella buscándonos yo estaba en la sala leyendo una revista de moda, emmett salió de inmediato a saludar a mis padres

-Hola mama – dije dándole un beso en la mejillas ella me abrazo y luego se me quedo mirando frunció el ceño pero luego sonrió-¿cómo estuvo parís?- pregunte solo por preguntar

-Muy bien corazon- dijo ella maternalmente- bella y como estas pequeña- yo rodee los ojos y le sonreí

-Mama estoy perfectamente bien- dije pero sabía que era un libro abierto

-y Para  tu papa no hay un beso- Charlie estaba en la puerta con muchas bolsas en las manos de seguro compras de mama

-Papi!!!- chille fui y le di mucho besos – como estuvo la reunión- pregunto abrazándolo

-Ya sabes aburrida pero no podemos hacer nada- dijo besando mi cabeza- mira princesa todo esto es para ti- dijo señalado todas las bolsas que habían – según oi por ahí las ultimas colecciones de tu diseñadores favoritos- dijo con una sonrisa

-AHHHHHHHHHH gracias papi- dijo besandolo

-Y para mí no hay nada- dijo emmett notablemente celoso.

-Claro que si te trajimos toda una colección de CD para tu wii y los nuevos video juegos que salieron- dijo mi mama con una sonrisa emmett abrazo a mama y la alzo del suelo.

-Gracias Ma!! son los mejores- dijo tomando sus cosas.

-Ahh falto algo mañana llega la tv plana 3D-dijo papa sonriéndole- considéralo regalo por pasar todas las materias- dijo y emmett vino a darle un abrazo y duro mucho por lo que lo quite

-Mi papi mio- dije como una niña chiquita sacándole la lengua

-Y mio tambien- dijo y se fue a la escaleras- deja de malcriarla tanto Charlie no deja que nadie se te acerque- dijo emmy gritando desde su habitación.

-No le hagas caso papi yo soy tu niña- le dije todavía pegada a el por lo que se hecho a reír

-Si siempre serás mi bebe- dijo y recordé entonces que ya no era tan bebe que ya no era una niña despues de eso cenamos en familia y vimos una pelicula ya que hace tiempo no pasábamos tiempo juntos. Despues de eso mama y yo fuimos a mi habitación según ella a ayudarme a desempacar.

-Asi que te besaste con edward?- yo la mira sorprendida ella como sabia eso yo baje la mirada avergonzada.

-Como… sabes eso- dije nerviosa

-ya sabes alice y rose  si me llaman ya que mi hija no lo hace y bueno en una se le escapo- dijo ella sentándose en el borde la cama

-a que viene eso ma.- le pregunte confundida

-Bueno a nada solo queria saber- dijo y palmeo un lado de la cama para que me sentara- sabes que puedes confiar en mí ya te lo he dicho.-dijo ella yo le sonreí y asenti

-Si mama lo sé – le dije y nos pusimos a arreglar las cosa que me trajeron de su viaje

-Entonces ya tuvieron sexo- dijo emocionada y yo abrí mis ojos platos sorprendida como mama sabia eso

-MAMA!!!- chille sonrojada- una madre normal  le dice a su hija no se emociona de eso- le regañe a mi infantil madre

-Bella deja de darte en puritana sabes que ya las muchachitas de tu edad lo hacen y es normal- dijo ella restándole importancia y encogiéndose de los hombros

-Pues yo lo he hecho- le dije seriamente aunque era mentira si lo habia hecho y con un perfecto Dios del sexo.

-Si tu lo dice- dijo ella tomando algunas ropa en closet y solo suspiraba porque renee tiene que ser como una adolescente- sabes una cosa yo teniendo hubiera sido tu y teniendo a edward como mejor amigo hace años que hubiera dejado de ser virgen querida- dijo mama picaramente iba a decir algo pero ella salió huyendo como una vil cobarde yo me quede recostada en mi cama pensando en lo que mi madre me dijo y bueno eso ya lo habia hecho aunque no sabía cómo  quedarían las cosas yo siempre iba a ser suya.

 

Chicas que les parecio el capi... bueno hasta yo me calente un poco nooo quien no quisiera un mejor amigo con edward bueno solo diganme como me salio el capi no importa el tipo de comentario acepto cualquier critica sugerencias e ideas que le pase por su cabeza espero que haya llenado su espectativa.

Capítulo 9: Yo tengo Celos!... Tengo Celos!!! Capítulo 11: No todo es color de rosa!!!!

 
13610314 visitas C C L - Web no oficial de la saga Crepúsculo. Esta obra está bajo licencia de Creative Commons -
 10186 usuarios