NO PIENSO HACERTE MUJER (+18)

Autor: ec07
Género: Romance
Fecha Creación: 26/07/2011
Fecha Actualización: 28/10/2013
Finalizado: SI
Votos: 62
Comentarios: 392
Visitas: 204415
Capítulos: 25

FIC RECOMENDADO POR LNM 

Isabella se casa con su novio luego de dos meses de conocerlo, su noche de bodas que prometía ser la mejor noche de su vida se torna en una pesadilla.

 

Un pasado oscuro de su esposo no permite que sean felices, este encuentra una solución, solo que esa solución logra separarlos.

 

Encuentros de amores dormidos y revelaciones de pasados ocultos hacen esta historia.

 

Los personajes son de Stephanie Meyer pero la idea es de mi autoria.

 

No publicar en otros sitios sin autorización, gracias.

 

Dejo los enlaces de mis otros fics por si quieren pasar a leer.

CASAMIENTO POR INTERES (Finalizado) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=1776

MI ANGEL DESNUDO One Shoot (Finalizado) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=1946

NO PIENSO HACERTE MUJER (Finalizado) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=2228

MENTIRAS, ENGAÑOS Y UN AMOR (En proceso) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=2451

LIZZIE, EL ESPEJO DE TUS FANTASÍAS (En proceso) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=2493

YO SOLO QUERÍA UNA TAZA DE AZÚCAR One Shoot (Finalizado) http://www.lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=2775

LADRÓN DE ALCOBAS (+18) One Shoot (Finalizado) http://lunanuevameyer.com/sala-cullen?id_relato=3734

QUERIDO SANTA… (+18) One Shoot (Ganador concurso Nav.13) http://lunanuevameyer.com/salacullen?id_relato=4084

 

Por favor no publicar en otros sitios sin autorización.

Gracias. Erika./ec07.

 

 

+ Añadir a Favoritos
Leer Comentarios
 


Capítulo 1: Noche de Bodas.

-llegamos.- me tensé sin quererlo, después de dos meses de conocernos habíamos cometido la locura de casarnos y estábamos llegando a mi departamento a pasar la noche de bodas.

 

-si, mi amor, llegamos.

 

-porqué los nervios, si nos amamos.- odiaba ser tan transparente.

 

-no lo sé, creo que nunca pensé que me fuera enamorar en solo dos meses y que ya estemos casados.

 

-no eres una niña Bella- técnicamente lo era, porque nunca tuve intimidad con un hombre, lo único que no habíamos hablado del tema con mi reciente esposo.- vives sola desde los 16 años y te vales por ti misma.

 

-tienes razón amor, porque no entramos y dejamos de alargar el momento.

 

-te amo tanto y no veo la hora de que seas mía.- me ruboricé, tendió su mano y me ayudó a bajar del auto.

 

Llevaba puesto mi vestido de novia blanco, tiritas finas, justo al cuerpo hasta mi cintura y luego un tanto acampanado hasta casi las rodillas, a pesar de haber sido algo muy íntimo donde solo estaban los testigos y sus padres, ya que yo era sola en el mundo, uno se casa solo una vez, por eso me había puesto mi vestido, muy sencillo pero blanco.

 

Al llegar a la puerta me levantó y entramos, me llevó en andas hasta la habitación, ambos teníamos una sonrisa tonta en los labios, estaba tan bonito, me había conquistado con su humor, su tolerancia a mis horarios en el trabajo, con sus gestos tiernos y amables, era lo que necesitaba, estabilidad, compañía.

 

Arreglé la habitación, que ahora tenía una cama matrimonial, con rosas blancas, no me gustaban las rojas, una compañera de trabajo decía que era porque no conocía la pasión y el amor verdadero, pero yo pensaba que estaba enamorada de él, la persona que estaba junto a mí en la habitación, mi esposo.

 

Me dejó parada junto a la cama, me tomó de la cintura y me besó, como siempre muy tierno, pero de pronto tomaron urgencia sus besos, demasiada para mi gusto, casi rompe el cierre del vestido al bajarlo con una rapidez que me asustó.

 

Ya no estaba la persona amable, tierna, tolerante frente a mí, literalmente comía mi cuello, despojó mi vestido casi a la fuerza, cuando reaccioné estaba encima de mi en la cama.

 

-por favor amor, me lastimas.

 

-me encanta así, rudo Isabella.

 

Forcejeaba con él, pero solo pensaba que estaba correspondiendo a su forma de hacer el amor.

 

-por favor, que nuestra primera vez sea mas despacio.- no se como hablaba, estaba a punto de llorar, porque no me di cuenta que debajo de ese hombre de apariencia tierno había un salvaje.

 

-vamos Isabella, se que eres una mujer fatal.- su saco había volado por la habitación y lo siguió su camisa, mordió mi hombro tan fuerte que salió sangre.

 

-aah- me ahogué en un grito.

 

-así mi nena pide más.

 

-estás loco Mike, es mi primera vez y no quiero que sea ruda.

 

Se tensó en forma automática, separándose de mi cuerpo para mirarme a los ojos, habló tan fuerte y enojado que me intimidó demasiado.

 

-¿eres virgen Isabella?.- asentí no podía emitir palabra. Se levantó de la cama y caminaba de un lado al otro de la habitación, yo estaba en ropa interior.- ¿cuando pensabas decírmelo después de que te lastime?.

 

-¿Qué?- fue en un susurro.

 

-te amo mucho Isabella, pero…-tomó el jarrón con rosas y lo aventó contra la puerta cerrada, volando en mil pedazos y tirando rosas en todas las direcciones. Negaba con la cabeza- no lo puedo creer- me miró a los ojos y me dijo –no pienso hacerte mujer.- levantó su camisa y se fue de la habitación dando un portazo a su salida.

 

Quedé en shock, mis lágrimas corrían sin cesar por mis mejillas, no entendía absolutamente nada, esta noche que sería la mejor noche de mi vida, era por lejos la peor.

 

Estuve llorando un buen rato, pensando que recapacitaría y volvería a la habitación, pidiendo disculpas por su comportamiento, pero luego que me recuperé, salí, encontrándome a Mike durmiendo en el sillón del living, lo tapé con una manta y me acosté, de seguro en la mañana se solucionaría el tema o eso era lo que yo esperaba.

 

En la cama no podía dejar de pensar, a lo mejor no era deseable, pero lo descarté, él me deseaba hasta casi ultrajarme, pero no para hacer el amor, sus palabras retumbaban en mi cabeza, “no pienso hacerte mujer” si hubiera tenido a alguien que me aconsejara, de seguro mi mamá, si estuviera viva, me diría no te cases sin conocerlo, no puedes conocer a las personas en solo dos meses y tendría razón, pero yo quería que funcionara, además había sido el primero en proponerme matrimonio y me emocioné tanto que creo que por eso le dije que sí.

 

Me llamo Isabella Swan, ahora Isabella Newton, me encanta que me digan Bella, tengo 19 años, se que soy muy joven, pero quedé sola en esta vida cuando tenía solo 16 años y desde ese momento he crecido mucho, madurado y estado muy sola, trabajo en una agencia de viajes, no viajo por el mundo solo vendo los paquetes para que las personas disfruten. Tengo un departamento donde desde hoy vivo con mi esposo, no se si llamarlo así aún.

 

Él trabaja de vendedor de zapatos, allí fue donde lo conocí y me cautivó con su sonrisa y sus ojos azules, insistió mucho en que saliera con él a tomar un café hasta que acepté, estuvimos dos meses saliendo y cuando se enteró que sus padres vendrían a vivir en su departamento, me pidió matrimonio, como saben acepté y hoy era mi noche de bodas, claro que ni en mis mas remotos pensamientos, creí que terminaría sola en la cama y él en el sillón del living.

 

Hacíamos una linda pareja, o al menos eso decían en nuestros trabajos, no teníamos muchos amigos porque estábamos todo el tiempo trabajando, de lo contrario no podríamos mantenernos, ya que no sobraba el dinero.

 

Él es alto, claro que más alto que yo, que solo mido un poco más de 1.60m, tiene el cabello rubio y los ojos azules, que hasta antes de esta noche me parecían tiernos, su cuerpo es delgado pero bien formado, le gusta mucho ir al gimnasio y jugar al tenis, tiene 22 años y tez blanca igual que la mía. En cuanto a mí, soy delgada pero con curvas peligrosas, eso decía él cuando aún éramos novios, ojos y cabello color chocolate, bastante largo con ondas, no realizo ningún deporte, no es lo mío, en los dos meses que compartimos con Mike, solo lo fui a ver, pero no me acerqué a la cancha porque soy muy torpe.

 

En algún momento de la noche me dormí y en la mañana me despertó una caricia que iba desde mi hombro hasta mi codo, al abrir los ojos estaba él, mordiendo su labio inferior y mirando mi cuerpo, volvía el tierno que conocí y con quién me casé.

 

-perdón Bella, creo que debimos hablar antes del tema.

 

-s…- no me dejó hablar, puso su dedo índice en mi boca, con una sonrisa en sus labios.

 

-te propongo un trato- asentí ya que no me dejaba hablar. Acariciaba mi cara y cuello hasta que llegó a mi hombro, donde estaba su marca- perdón por esto, no me mido en cuanto al sexo.- de eso me había dado cuenta, parecía poseído en nuestra noche de bodas.- dúchate que te espero en la cocina con el desayuno, no queremos perder el avión.- sonrió pero la alegría no le llegó a los ojos.

 

-¿nos vamos de luna de miel?.- pregunté un tanto temerosa.

 

-vamos a disfrutar el viaje que nos regalaron en tu trabajo y cuando estemos de regreso hablaremos de este problema.- no lo podía creer “este problema” era mi virginidad.

 

-tu me estas diciendo que no piensas tocarme en toda la luna de miel.

 

Asintió y me dio un beso en la frente.

 

-te espero para desayunar.- se fue sin decir nada más.

 

No podía creer lo que sucedía, pensé que cualquier hombre estaría más que contento de ser el primero en la vida de su mujer, su esposa, pero a Mike le pasaba lo contrario, algo tendría que haber sucedido en su vida que no puede estar conmigo, al parecer si no hubiera sido mi primera vez él si habría estado en mi cama, tenía que averiguarlo para poder seducirlo y ayudarlo.

 

Luego de una ducha e ir a desayunar, nos encaminamos al aeropuerto a nuestra luna de miel, donde pasaríamos 5 días en una playa paradisíaca y de seguro podría tentarlo a pecar.

 

************************************************************

Hola como están, como verán estoy nuevamente con otra historia que espero sea de su agrado.

 

No se enojen porque Edward no aparece, falta poquito, por lo que les propongo que me digan que profesión piensan que va a tener en esta historia y si alguna acierta les subo tres capítulos juntos, anímense, tómense un segundo y dejen su comentario.

 

Saludos desde Uruguay.

ec07.

 

Capítulo 2: Luna de Miel.

 
13606893 visitas C C L - Web no oficial de la saga Crepúsculo. Esta obra está bajo licencia de Creative Commons -
 10170 usuarios