Siempre Mi Amor

Autor: IsabellaCullenS
Género: + 18
Fecha Creación: 24/08/2018
Fecha Actualización: 24/08/2018
Finalizado: NO
Votos: 0
Comentarios: 0
Visitas: 1704
Capítulos: 15

Isabella ha estado fuera del pais durante 5 años, una decepcion amnorosa ha echo que no confie en los hombres, al regresar se enfrenta a un antiguo amor y a pruebas que la vida le pone, podra ella salir adelante y afrontar todo o las pruebas seran muy duras. 

+ Añadir a Favoritos
Leer Comentarios
 


Capítulo 15: Nuestras Vidas

2 años después

Desde el día de mi sueño no hecho otra cosa más que buscar a mis padres, cuando le conté a Edward pese a que me dijo que siempre estaría conmigo y que me apoyaría en todo, en esto no lo hizo es más un día trato de decirme que estaba loca, de verdad él creía que yo estaba loca, no podido creer que Edward me diga eso, las cosas con él se han enfriado a un solo año de casados, cuando le digo algo me dice que no tiene tiempo o que tiene mucho trabajo, pero yo tampoco quiero verlo  me duele que haya dicho e insinuado en un tiempo que yo estaba loca, nadie más sabia de mi sueño porque me daba miedo que todos pensaran que yo estaba loca y que no tenía nada de lógica que mis padres estuvieran vivos

-         Señora cullen su esposo está aquí y quiere verla- dijo Andrea mirándome

Quería que le dijera que no estaba o que estaba en una reunión, pero amaba a Edward y no podía alejarlo de mí solo porque no cree que mis padres estén vivos

-         Dile que pase Andrea- dije suspirando

Esperé a que entrara y lo vi como siempre era hermoso, mi marido era el hombre más guapo del mundo, tenía puestas sus gafas y tenía en las manos unas cajas de almuerzo

-         Nena te traje de comer me dijeron que no has parado de trabajar y no quiero tampoco que aguantes hambre

-         Gracias- dije seca con el

-         Porque seguimos con lo mismo – dijo mirándome

-         No quiero discutir de nuevo Edward- dije dolida- solamente olvida lo que un día te dije que no pelemos – dije mirándolo

-         Siento mucho mi princesa no creerte, pero lo que pasa es que es imposible que tus padres estén vivos 

-         Porque es tan imposible Edward, ellos nunca aparecieron- dije esperanzada- porque siempre aparecieron los cuerpos de las demás personas que iban en el avión y no el de mis padres

-         Amor porque puede haber una explicación, pero no creo que estén vivos – dijo de nuevo

-         Ok – dije suspirando –yo tengo esperanzas e ideas si tu no las sigues no pasa nada, pero no quiero discutir eso – dije mirándolo

Edward asintió él tampoco quería pelear más, y es que hace unos meses las cosas se enfriaron y no hemos hecho el amor hace varios días, yo quería no lo niego, pero no sería yo la que lo buscará, en algún momento el me dará la razón y se dará cuenta que mi idea no es tan descabellada. Cuando terminamos de comer Edward me dijo que nos fuéramos temprano a casa que tenía una sorpresa, pero le dije que tenía cosas que hacer, y es que en unos días cumplíamos dos años de casados, para ese día si quería que las cosas fueran normales porque si quería que nos acercáramos mas y estuviéramos de nuevo juntos, habíamos dejado aplazado el plan de ser padres, y quería ser mama así que no quería que nos distanciáramos por cosas mías

-         vamos amor porque no salimos solo un momento más temprano mira que deje el bufete en muy buenas manos solo para pasar el día contigo

-         tengo cosas que hacer Edward no tengo tiempo- dije mirándolo

El suspiro y asintió me dio un beso en la frente y se fue, cuando Edward se fue me quede en mi puesto con una foto de mis padres-

-         tiene que ser verdad ese sueño que tuve no me puedo estar volviendo loca como lo dijo mi esposo – dije llorando – por favor si están muertos mándenme una señal de que no tengo que seguir buscando – dije llorando, aunque no era muy creyente, Salí al balcón de mi oficina y mire al cielo- sé que no soy muy creyente pero solo te pido de que me mandes una señal de que voy por buen camino y que están vivos- dije mirándolo las nubes – y si no lo están dame fuerzas para poder soportar su muerte

me quede terminando unos planos hasta tarde, cuando termine decidí irme a casa a descansar, deje el carro en la empresa y tome un taxi no tenía ganas de manejar estaba muy cansada, cuando llegue a casa no había nadie despierto, así que me fui directamente a mi habitación Edward ya estaba en la cama durmiendo suspire, me quite los zapatos y la ropa no tenía ánimos ni ganas de vestirme así que me acosté en ropa interior

cuando Edward me sintió en la cama se giró mirándome

-         llegaste muy tarde- dijo

-         lo sé, lo siento, pero tenía cosas que hacer- dije mirándolo

-         nena perdóname- dijo mirándome fijamente- si tu crees que tus padres están vivos te voy ayudar, pero no quiero que pelemos – dijo mirándome

suspire Edward tenia razón ya era hora de que dejáramos de pelear, tal vez lo que yo había soñado era eso solo un sueño en el que mi imaginación y mi subconsciente querían que mis padres estuvieran vivos, abrace a Edward con todas mis fuerzas y lo bese

-         lo siento – dije besándolo y abrazándolo- no quería que esto nos llevara a pelear- dije llorando – tienes razón creo que ya es hora de que los deje ir- dije

-         estas segura mi vida- dijo abrazándome – ya te dije que si sigues pensando que están vivos yo te voy ayudar

-         no creo que ya es hora de que los deje ir – dije llorando

Edward me abrazo fuertemente contra su pecho en el que llore hasta quedarme dormida,

EDWARD

Mi mujer estaba tan dolida pero no podíamos seguir pensando que ellos estaban vivos, aunque me dolía que bella siguiera pensando eso teníamos que dejarlo

a la mañana siguiente bella se quedó en casa y no fue a trabajar, me desperté sonriendo y viéndola dormir a mi lado, quería que hiciéramos algo hoy así que empecé a besarla y acariciarla, ella empezó a moverse y a sonreír

-         buenos días mi vida

-         buenos días amor- dije sonriéndole – que te parece si hoy hacemos algo solos tu y yo- dije mirándola

-         me parece una idea estupenda sabes de que tengo ganas- dijo ella sonriéndome

-         de que – dije colocándome sobre ella- que te haga el amor – dije acariciándola

-         sí, pero tengo ganas de otra cosa- dijo riéndose

-         de que – dije mirándola

-         que te parece si viajamos

-         a dónde quieres ir – dije mirándola

-         no lo sé a cualquier lado- dijo mirándome

creo que ella decidió dejar de lado lo de sus padres y que empezáramos de nuevo así que la apoyaría en todo lo que ella quisiera, después de hacerle el amor, y que le dijera cuanto la amo decidimos salir a terminar nuestro trabajo de verdad teníamos mucho, quería hablar con bella sobre él bebe que quería, quería verla con su vientre grande

-         amor quiero que hablemos de algo – dije mirándola

-         si es lo de mis papas olvídalo – dijo ella dolida – creo que es mejor que deje eso antes de que alguien más diga que estoy loca- dijo mirándome

-         no es sobre eso – dije mirándola – es que yo – dije nervioso que pasaba si ella no quería tener un hijo

-         dime que pasa- dijo mirándome

-         es que – dije nervioso, pero tenía que decirlo- es que cuando nos casamos quería que tuviéramos un bebe – dije nervioso – quiero ser papa

ella sonrió mirándome y me abrazo

-         yo también quiero ser mama – dijo sonriéndome – solo que no sabía que pensabas tú de eso – dijo mirándome

-         bueno que pienso que es lo mejor – dije riéndome – te parece si empezamos esta noche – dije sonriendo pícaramente

-         sabes perfectamente que no podemos decidirlo, así como así- dijo mirándome- tenemos que ir al médico para saber cómo son las cosas y si puedo dejar las pastillas, así como así – dijo mirándome

-         ok entonces vamos al médico hoy- dije

-         amor espera- dijo riéndose- tengo que pedir la cita primero, pero te prometo que cuando me digan la fecha para la cita te lo digo para que vayas congio – dijo mirándome

-         ok- dije mirándola

cuando llegamos a la empresa bella se despidió de mí y yo me fui al bufete muy feliz, quería ser papa y ella también así que solo era cuestión de los médicos a ver que nos decían, pero pronto seria papa tenía un presentimiento.

 

 

 

 

 

 

Capítulo 14: De Regreso

 
13606893 visitas C C L - Web no oficial de la saga Crepúsculo. Esta obra está bajo licencia de Creative Commons -
 10171 usuarios